| |
Viernes, 05 de Junio de 2020
|

 

Santiago (Chile) América Latina y el Caribe debe priorizar soluciones amigables con el medio ambiente, bajas en carbono y centradas en las personas y el planeta, para enfrentar eficaz y sosteniblemente la pandemia de Covid-19.


Así lo consigna hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en un comunicado con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, en el cual subraya que el actual modelo de producción y consumo es insostenible y excluyente, y ha llevado a rebasar los límites ambientales del planeta.


Puntualiza que la pandemia de Covid-19 recuerda que cuando el hombre destruye la biodiversidad y los ecosistemas, también destruye sus redes de vida y por ello toda recuperación pasa por la naturaleza y la región está llamada a liderar la voz por la naturaleza.


Recuerda que América Latina y el Caribe es una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo, pero al mismo tiempo es cada vez más vulnerable al cambio climático y sus efectos, por lo cual una adecuada política de los gobiernos es clave en la protección de la biodiversidad y preservarla para las próximas generaciones.


El comunicado destaca la importancia del llamado Acuerdo de Escazú como guía hacia un desarrollo más igualitario y sostenible y señala que ahora es una oportunidad única para rediseñar la relación con la naturaleza y que "la recuperación debe ser verde, o no durará. Será por y para las personas, o no será".


Al respecto, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, puntualizó que "el Acuerdo de Escazú es la herramienta que tiene América Latina y el Caribe para incorporar a las personas y la sostenibilidad en nuestras decisiones y trabajar conjuntamente en soluciones basadas en la naturaleza".

Perspectiva Ciudadana